Setos contra la contaminación atmosférica en las ciudades

Un nuevo estudio, publicado en la revista científica Atmospheric Environment, prueba que setos de baja altura a lo largo de las calles principales de una ciudad tienen un gran impacto en la calidad del aire. Estos setos bajos son más eficientes que grandes árboles donde haya grandes edificios, ya que no obstaculizan el movimiento del aire en las grandes calles.