Noticias sobre Crit'Air, zonas medioambientales y contaminación atmosférica

La contaminación atmosférica contribuye a la desertificación

El aumento de óxidos de nitrógeno en el aire afecta de forma grave a la respiración del suelo y degrada los ecosistemas. La presencia de agentes contaminantes favorece las malas hierbas, que a su vez desplazan las especies autóctonas. Esteban Manrique, coautor de estudios recientes acerca de este problema, asegura que estas malas hieras son plantas muy competitivas que “logran extenderse rápidamente impidiendo que crezcan las plantas autóctonas”.