Tomar vitamina B refuerza las defensas contra la contaminación atmosférica

Un estudio del Instituto Francés para Salud Pública ha demostrado que la ingesta de vitamina B puede reducir las consecuencias de la contaminación atmosférica para la salud de las personas. Quienes toman más vitamina B se ven menos afectados por enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, no deja de ser una solución preventiva que no puede ni debe remplazar las medidas públicas para la reducción de la contaminación atmosférica.