Una app para conectar todos los cargadores eléctricos existentes

Durante el Día Mundial de la Salud celebrado el 6 de abril, la contaminación atmosférica fue uno de los temas más importantes, especialmente en lo que se refiere a sus consecuencias para la salud mental. Un estudio de la Oxford University sugiere que la contaminación atmosférica contribuye al desarrollo de alzhéimer a través de las partículas magnéticas contenidas en el aire, que se cuelan en el cerebro humano. Además, un estudio de la Ohio State University ha demostrado que las consecuencias de la contaminación atmosférica a largo plazo conlleva cambios físicos en el cerebro humano, pudiendo causar así depresiones, ansiedad o pérdida de memoria.