El número de autobuses eléctricos sigue siendo muy bajo en las ciudades

En la lucha contra la contaminación atmosférica en las ciudades europeas, los autobuses eléctricos pueden ser una buena solución. Sin embargo, el número de estos autobuses sigue siendo bastante bajo en Europa. De los 78.345 buses matriculados en Alemania, sólo 458 funcionan, totalmente o parcialmente, con electricidad. Hay poca presión política, y además los autobuses son caros, no son suficientemente fiables y son demasiado inseguros. “Desde un punto de vista empresarial, todavía no vale la pena”, según Tobías Kothy, portavoz de la Asociación Federal de Empresas de Autobuses Alemanas.