Muros de musgo para mejorar la calidad del aire en Berlín

En la capital alemana se superan de forma constante los límites de agentes contaminantes. Una start-up ha desarrollado una idea para la mejora de la calidad del aire: muros de musgo. Un muro de musgo de 12 m² tiene el mismo efecto regulador para las partículas suspendidas que 275 árboles recién plantados. Además, este concepto --llamado "City Tree"-- cuesta 95 % menos que los árboles y requiere 99 % menos de superfície. El senado de Berlín, en principio, se muestra abierto a esta iniciativa.