Noticias sobre Crit'Air, zonas medioambientales y contaminación atmosférica

Noruega tambien sufre de la contaminación atmosférica

La ciudad de Oslo vivió una alta fase de contaminación atmosférica en enero. Esta tomó la forma de humo-niebla (smog), asfixiando así a toda la ciudad. En consecuencia se prohibió la circulación a todos los vehículos diésel. En Oslo mueren 185 personas de media al año de forma prematura por las consecuencias de la contaminación atmosférica. La restricción de circulación ha causado el desacuerdo de una gran parte de la población local, ya que el gobierno noruego, como todos los gobiernos europeos, ha recomendado durante años la compra de vehículos diésel. Aunque Noruega es uno de los países con mayor protección del medio ambiente del mundo, este evento muestra que la emisión de NOx y partículas finas sólo se puede lograr mediante la restricción de la circulación de vehículos diésel.