Consecuencias de los incendios forestales

Como resultado de la sequía y el calor, más de 240 diferentes incendios se han producido durante las últimas semanas en la costa oeste de Canadá. Aproximadamente 14.000 personas han tenido que ser evacuadas. Los indicios actuales hacen que no se considere que la amenaza haya desaparecido, ya que el fuerte viento sopla en la región. Los residentes se quejan de dolor de cuello, tos, dolores de cabeza y dificultad para respirar. Por lo que es aconsejable evitar actividades al aire libre hasta que la contaminación atmosférica haya disminuido otra vez.