Los hábitos de consumo de los conductores franceses se adaptan a las regulaciones medioambientales

Los conductores franceses se están adaptando a las nuevas normas medioambientales mediante la compra de vehículos más ecológicos. Según el diario La voix du Nord, los franceses habrían comprado 50% de Diésel y 50% de gasolina en el primer semestre de este año. El año pasado, los vehículos Diésel seguían siendo los líderes del mercado con un 60% de los vehículos vendidos, pero cada vez más franceses se preguntan si van a tener que devolver sus vehículos Diésel debido a las nuevas regulaciones medioambientales. Sin embargo, los consumidores siguen siendo leales a los vehículos "clásicos". Aunque los vehículos eléctricos e híbridos están experimentando aumentos de dos dígitos en las cifras de ventas, estas cifras absolutas siguen siendo bajas si lo comparamos con las ventas de motores de gasolina y Diésel convencionales. Los motores térmicos todavía no están en el mercado, ya que no gozan de la confianza de los consumidores.