China está construyendo la primera ciudad forestal del mundo para combatir la contaminación del aire

Cada año más de 3 millones de personas mueren a causa de la contaminación del aire en China. Para combatirla, el arquitecto italiano Stefano Boeri ha encontrado una solución: un colosal pueblo forestal donde 40.000 árboles se"comen" la polución. Van a plantarse 100 especies diferentes de plantas en el suelo y en los balcones y en los tejados de la ciudad, cubriendo una superficie de 175 hectáreas a lo largo del río Liujiang, en el sur de China. Los árboles deben tomar 10.000 toneladas de CO2 por año y producir 900 kilogramos