Más de 100.000 muertes debido a las emisiones de escape de motores Diesel

Un estudio reciente realizado por la organización estadounidense " Environmental Health Analytics ", que fue publicado en la revista Nature, muestra que en el año 2015 en todo el mundo 107.600 personas han muerto prematuramente a causa de los efectos perjudiciales de los gases de escape emitidos por los motores Diesel. Los expertos estimaron que dentro de este número, 38.000 personas habrían muerto debido a los incumplimientos de límites de emisión. Según el estudio, los vehículos Diesel emiten anualmente alrededor de 4,6 millones de toneladas de óxidos de nitrógeno más del que está establecido por país.