En verano, los árboles empeoran la calidad del aire en las ciudades

Un nuevo estudio publicado en la revista Environmental Sciences and Technology ha demostrado que, en verano, las plantas pueden empeorar la calidad del aire en las ciudades de forma significativa, debido a que el calor causa sobreproducción de materias orgánicas volátiles. Estas materias, combinadas con los óxidos de nitrógeno producidos por el tráfico urbano, elevan la presencia de partículas en suspensión en el aire. La ciudad de Berlín, cuya superficie consiste de un 35% de bosques y parques, se ve muy afectada por este fenómeno.