Choose your language:
Español
Deutsch
English
Français
Elija un idioma Elija un idioma

La calidad del aire en Islandia

Los islandeses han construido la primera planta de emisiones negativas. La central geotérmica de Hellisheidi, a 20 km de Reykjavik, no sólo emite escasas cantidades de CO2, sino que también purifica el aire del entorno de otras emisiones. El aire es aspirado, filtrado y purificado antes de ser liberado. El CO2 queda retenido en los filtros y es disuelto con agua, antes de ser vertido a una profundidad de 800 m, donde es transformado en piedra. Aunque esta tecnología representa una pequeña aportación a la solución del problema, no deja de ser un paso adelante en la lucha para combatir la contaminación atmosférica.