Dieselgate

En Alemania, los políticos finalmente han tomado la decisión de que al menos una parte del hardware de los vehículos Diésel debe ser reemplazada. En julio de 2017, en la Cumbre sobre el Diésel en Berlín, los productores y políticos alemanes decidieron que una actualización de software para coches Diésel sería suficiente para cumplir con los estándares. Mientras tanto, un grupo de expertos designados por el Ministerio de Transportes ha llegado a la conclusión que estos cambios no son suficientes para evitar las prohibiciones de circulación por los centros urbanos alemanes.