China - El gobierno ya no quiere más motores Diésel

Francia y Gran Bretaña quieren poner fin a la venta de motores de combustión interna para el año 2040. En Alemania no se baraja todavía esta opción. Pero el gobierno chino ha decidido tomar varias medidas para poner fin a la venta de motores Diésel. El país tiene que luchar contra un problema de contaminación del aire realmente grave y que está en augmento debido al enriquecimiento de la población y a las crecientes ventas de automóviles. Dado que China es uno de los principales mercados de automóviles, esta decisión tendrá un gran impacto en el mercado mundial. Pero en China, sin embargo, el cambio a un motor eléctrico será probablemente mucho más fácil que en los países europeos, por ejemplo, donde la tradición automovilística es mucho más fuerte.